READ OUR REVIEWS

Bancarrota en Canadá

La bancarrota es el proceso de liquidación de las deudas que no puede pagar y, en muchas circunstancias, es el mejor curso de acción para obtener alivio de las deudas. Spergel es una confiable firma canadiense de bancarrotas con más de treinta años de experiencia en ayudar a más de 100,000 personas a liberarse de sus deudas, manejando la bancarrota con compasión y experiencia.

¿Qué es la bancarrota?

En Canadá, la bancarrota es el proceso legal de eliminar las deudas inmanejables mediante la asignación de activos no exentos a un Administrador de Insolvencia Autorizado. La bancarrota evita que se lleve a cabo cualquier acción legal de los acreedores y ayuda a los deudores a seguir adelante con sus vidas. Los deudores pueden quedarse con algunos artículos esenciales dependiendo de su provincia de residencia. Aunque parece un proceso intimidante, una firma fiduciaria con experiencia le ayudará a brindar alivio a los deudores. En Spergel, recibirá su propio fideicomisario que lo guiará en cada paso del proceso de la bancarrota.

APRENDA MÁS

¿Cómo funciona la bancarrota?

La bancarrota es un proceso legal bajo la Ley de Quiebras e Insolvencia, y debe presentarse ante un Fideicomisario Licenciado en Insolvencia. Siempre que un deudor sea insolvente (su deuda supere el valor de sus activos), puede declararse en bancarrota. Una vez que esto sucede, cualquiera de sus bienes no exentos se asignan a un Fideicomisario Licenciado en Insolvencia para ser utilizado para pagar las deudas. Los bienes exentos incluyen artículos para el hogar, como una computadora y un automóvil, que pueden ser necesarios para un trabajo. Antes de declararse en bancarrota, es una buena idea discutir sus circunstancias financieras personales con un Administrador de Insolvencia Autorizado para considerar alternativas a la bancarrota.

APRENDA MÁS

¿Quién puede declararse en bancarrota?

Bajo la Ley de Quiebras e Insolvencia, usted es elegible para declararse en quiebra en Canadá si es insolvente, lo que significa:

  1. Debe al menos $1,000 y
  2. No puede pagar sus deudas a su vencimiento o
  3. Debe más en deudas que el valor de los activos que posee, y
  4. Reside, hace negocios o tiene una propiedad en Canadá.

Si cumple con los criterios de elegibilidad para la bancarrota, uno de los Fideicomisarios en Insolvencia autorizados de Spergel podrá guiarlo a través del proceso de declaración de bancarrota.

APRENDA MÁS

¿Qué sucede con sus bienes cuando se declara en bancarrota?

Contrariamente a la creencia popular, ¡la bancarrota no significa que lo perderá todo! En Canadá, los créditos garantizados, incluidos un préstamo hipotecario y para compra de automóvil, no se ven afectados por la quiebra siempre que el deudor pueda hacer sus pagos mensuales. También puede conservar la mayoría de sus pertenencias personales, propiedad relacionada con el comercio y un vehículo valorado por debajo del límite provincial al declararse en bancarrota. También se pueden conservar todos los RRSP, excepto las contribuciones del último año. Cualquier activo no exento será asignado a un Fideicomisario Licenciado en Insolvencia para contribuir al pago de las deudas. Descubra más sobre las exenciones por bancarrota de Ontario para ver qué activos están incluidos.

APRENDA MÁS

¿Qué deudas están cubiertas por la bancarrota?

La bancarrota borra la mayoría de las deudas no garantizadas, incluidas las tarjetas de crédito, los préstamos bancarios, los préstamos de pago diario, las facturas, las líneas de crédito y las deudas fiscales. Los préstamos estudiantiles del gobierno también pueden incluirse en una quiebra siempre que el deudor haya estado fuera de la escuela durante siete años o más. Las deudas que no están cubiertas por la bancarrota incluyen pagos de manutención del cónyuge e hijos, deudas relacionadas con fraude, multas judiciales y deudas garantizadas como gravámenes garantizados sobre la propiedad. Durante el proceso de bancarrota, deberá proporcionar una lista de acreedores y la cantidad estimada adeuda, aunque, en última instancia, los acreedores serán responsables de resenter reclamaciones y probar el valor de las deudas.

APRENDA MÁS

¿Por qué la gente se declara en bancarrota?

La bancarrota se puede declarar por varias razones – puede ser una realización repentina de una deuda incremental que sería extremadamente difícil de devolver sin apoyo. Otras razones comunes de la bancarrota incluyen llamadas recurrentes de acreedores o dificultad para obtener más crédito. Podría deberse a un evento de la vida como un divorcio, facturas médicas exorbitantes o la pérdida del trabajo, lo que dificulta el pago de las deudas. Descubra las ventajas de declararse en bancarrota con una confinable empresa canadiense de quiebras como Spergel.

¿Cómo declararse en bancarrota?

El proceso de declararse en bancarrota implica una serie de pasos, comenzando por reunirse con un Administrador de Insolvencia autorizado. En Spergel, un Fideicomisario dedicado lo guiará a través de todo el proceso. Inicialmente, se archivará el papeleo y puede ser necesario vender algunos activos si es necesario. Implicará contactar a los acreedores y asistir a los servicios de asesoramiento crediticio antes de que las deudas se liquiden legalmente. Una vez dado de alta de la quiebra, queda libre de la obligación de saldar lo adeudado, resultando nuevamente en solvencia. Reserve una consulta confidencial gratuita con un miembro de nuestro equipo para analizar el mejor camino a seguir para usted y sus finanzas.

APRENDA MÁS

¿Ayuda declararse en bancarrota?

Para muchos deudores, declararse en bancarrota es un gran alivio. Tan pronto como se declare en bancarrota, ya no existe la obligación de pagar las deudas que presentó. Esto significa que los acreedores ya no pueden comunicarse con usted y con ello se liberan las presiones y el estrés de las deudas abrumadoras. También es posible conservar algunos bienes no exentos, incluido un automóvil que puede ser necesario para trabajar. Por supuesto, la bancarrota también impone algunas restricciones para solicitar dinero prestado y tendrá un impacto en su informe crediticio. Descubra más sobre la vida después de la bancarrota.

APRENDA MÁS

Calculadora liberadora de deuda

Reduzca su deuda hasta en un 80%

Con una Propuesta al Consumidor de Spergel, usted puede reducir su deuda y estar libre de deudas más rápido.

Tenemos problemas calculando sus opciones. Para obtener más ayuda, puede solicitarnos una llamada o utilizar la función LiveChat para comunicarse con uno de nuestros representantes de Spergel quien podrá ayudarlo inmediatamente.

Ingrese su deuda total no garantizada. Deuda no garantizada significa deudas que no están ligadas a un activo o garantía como tarjetas de crédito. No incluya ninguna deuda garantizada (como hipotecas, pagos del automóvil, etc.).
Una Propuesta al Consumidor de Spergel está estructurada en pagos mensuales pagados durante un período de hasta 5 años. No pagará intereses ni tarifas adicionales durante ese periodo.

Reserve una consulta telefónica gratuita con nuestro atento equipo para analizar sus opciones y comenzar su viaje hacia la libertad financiera.

Reserve una consulta gratuita

Para obtener soluciones de deuda fáciles de entender, comuníquese con Spergel para comenzar a reconstruir su futuro financiero. Con ubicaciones en todo Canadá, nuestros fideicomisarios experimentados lo ayudarán a elegir el mejor plan de pago de deudas y lo guiarán a través del proceso en cada paso del camino.

Historias de Bancarrotas Personales

ACERCA DE SPERGEL

Preguntas frecuentes

Q:

¿Qué es el excedente de ingresos?

A:

En una bancarrota, el excedente de ingresos es un cálculo establecido por el gobierno en función de los ingresos del hogar y el número de personas dentro de el. El fideicomisario debe utilizar este cálculo para determinar si debe realizar pagos para a su bancarrota y cuál será ese monto. Se le pedirá que proporcione un comprobante de ingresos mensualmente para que el fideicomisario se asegure de que se pague la cantidad adecuada. Obtenga más información sobre los ingresos excedentes en caso de bancarrota.

Q:

¿La declaración de bancarrota afectará a mi cónyuge o conviviente?

A:

A menudo, las personas temen que declararse en bancarrota tenga un efecto negativo en su cónyuge o en su pareja de hecho. En la mayoría de los casos, no hay ningún efecto. Cuando se endeuda, esa deuda es suya y solo suya, a menos que sea co-firmante de una deuda con su cónyuge, pareja de hecho o cualquier otra persona. Cuando se declara en bancarrota, cualquier deuda cofirmada es responsabilidad total de otro cofirmante. Por lo tanto el cofirmante debe pagar el 100% de la deuda.